Agresiones a ciudadanos, apatía y falta de información son las principales quejas de los cubanos en la isla, con relación a las supuestas elecciones generales, anunciadas por el régimen castrista para el 2018.